Go to Top

¿Te atreves con un plato de algas?

Plato de algas

Ensalada de salmón y algas wakame, espaguetti de mar y bacalao o merluza con leche batida de Kombu son algunos platos que encontramos en los menús de la nueva cocina creativa. Además de un nombre poco común, estos platos tienen algo más en común: el uso de algas.

Desde el punto de vista de la nutrición, las algas nos aportan:

Vitaminas

La gran mayoría de las algas aportan mucha vitamina E, convirtiéndolas en claros agentes contra el envejecimiento. Además, también poseen provitamina A (precursora en sí de la vitamina A), así como los betacarotenos, destacados protectores de la vista y del desarrollo del esqueleto.

Además, aportan vitamina C y del grupo B.

Minerales

Entre los minerales más destacados que aportan las algas nos encontramos con el calcio, el magnesio, el potasio, el yodo, el zinc, el selenio, el cobalto y el cobre.

Proteínas

Son menos tóxicas que las proteínas animales y aportan aminoácidos esenciales.

Hidratos de carbono

Gracias al manitol, las algas resultan muy saciantes, ayudando a estimular la función del hígado, no incrementando la glucosa en la sangre.

La cocina con algas

La forma de cocinar las algas es muy diversa. En el mercado las encontramos secas, en forma de polvo y en láminas o escamas. Algunas de las algas más utilizadas en cocina son las siguientes:

Alga Kombu: se encuentra fresca, deshidratada o en polvo. Tiene un sabor ahumado y es muy rica en yodo. Se consume hervida como guarnición y se puede usar en salsas, guisos y sopas.

Lechuga de mar: se consume fresca. Tiene un sabor a mar muy intenso y es rica en vitamina A y C, así como en fibras y proteínas. Se usa como guarnición de platos de pescado, y se puede añadir a ensaladas, cremas y guisos.

Alga wakame: es de sabor dulce y rica en vitamina B y calcio. Es el ingrediente principal de la sopa de miso y se puede consumir en ensaladas.

Alga nori: es de textura cartalaginosa y tiene muchas proteínas, fibra y vitamina A. Se usa en sopas, cremas, arroces y guisos, pero sobre todo es conocida porque se utiliza para enrollar el sushi y el onigiri.

Espagueti de mar: tiene una textura carnosa y con un sabor cercano a las judías verdes. Es rico en fibra y vitamina B (ácido fólico). Se puede rebozar y servir como aperitivo, o hervir y servir como guarnición de platos de carne o pescado.

Existen muchos tipos más de algas que se utilizan en cocina. Todas ellas con sus características particulares.

¿Te atreverías a cocinar un plato con algas? Aprende las técnicas necesarias para crear platos creativos y poco convencionales con nuestro curso online de cocina creativa.

Si te parece un contenido interesante, ¡comparte en tus redes sociales!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
, , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *